Chocolate Amargo: una pieza que aborda desde el teatro el abuso sexual infantil

La obra se estrena en Argentina con la dirección de Laura Álvarez, en el espacio cultural El Sábato y es parte del ciclo Escenarias 2018, mujeres que hacen la escena contemporánea. Un unipersonal que da visibilidad a problemas actuales de la niñez como el bullyng, la violencia y el abuso sexual infantil.

 

 

Silencio en la sala. La mirada de los espectadores está sumergida en la vida de Clarita: una niña encerrada en un cuerpo adolescente, que en cámara gesell, una habitación acondicionada para que se sienta cómoda, responderá las preguntas de una psicóloga que nunca aparecerá en escena. Inmersa en su universo infantil, con sus juguetes, en su mundo, con la inocencia de las niñas de su edad, de a poco va permitiendo conocerla, entre su ingenuidad y su ternura, pasando por momentos de risa, emoción y tensión, por los temas complejos que aborda la obra.

Es sábado a la noche y en el espacio cultural El Sábato, Camila Sebio interpreta a esta niña de cinco años de edad madurativa, atravesada por una tragedia, conmoviendo al espectador, atreviéndose al primer unipersonal de su corta carrera. Sola en la escena, sorprende con sus gestos, su expresividad, sus desplazamientos, su forma de hablar. A través de diferentes escenas va reconstruyendo una vida signada por la fatalidad, y aunque esa niña no comprende demasiado lo que ocurre, comenzará a dar indicios del drama que le tocó vivir.

 

“Clarita es una nena tierna, y lo interesante del personaje está en la complejidad y en la simpleza al mismo tiempo. El texto es bastante crudo. Actoralmente, y también como mujer, era un desafío enorme para mí. Sentir su risa, su naturalidad, pensar que le puede pasar a cualquiera, que a mi me pudo haber pasado, era desgarrador”, comparte la joven actriz de apenas veinte años, que se destacada en la interpretación del papel .

Chocolate Amargo es la ópera prima de Laura Álvarez, que aunque siempre estuvo vinculada al teatro, asume por primera vez el desafío de la dirección actoral. El libro de la dramaturga uruguaya Teresa Deubaldo obtuvo una mención especial en el concurso “Solos en el escenario” del Centro Cultural de España en Montevideo (CCE), en 2010. Y fue recomendada por el Consejo del Niño en Uruguay para ser vista por adolescentes a partir de los 12 años.

 

“Fue una construcción muy interesante desde lo psicológico, y por la diferencia generacional de la actriz y del personaje, Camila tuvo que descubrir una niña en ella, quizás más atemporal. Trabajamos juntas el trauma y lo abordamos con la observación y la seriedad que el tema requiere”, explica la directora. “Nos comprometimos con la causa -agrega- porque era fundamental entender qué estamos comunicando y cómo”.

Luego de una puesta en escena íntima, un aplauso emotivo marca el final. La obra, que es parte del ciclo #Escenarias 2018, mujeres que hacen la escena contemporánea, expone una realidad muchas veces negada. Una propuesta que da visibilidad a problemas actuales de la niñez, como el bullyng, la violencia y el abuso sexual infantil. Una pieza que a través del lenguaje teatral cuenta una realidad actual recurrente, y que puede servir de nexo entre potenciales víctimas y organizaciones que promuevan ayuda y contención a las mismas.

 

Sábados de mayo – 20 hs

El Sábato, espacio cultural. Uriburu 763 -CABA-

Podés reservar acá: http://www.alternativateatral.com/obra57576-chocolate-amargo