A 10 años del último show de Gustavo Cerati

El 15 de mayo de 2010 el músico argentino brindaba un concierto en Venezuela. Allí se descompensó y sufrió un ACV del que nunca volvió a recuperarse.

Nadie imaginaba que el show de Gustavo Cerati del 15 de mayo de 2010 en Caracas, Venezuela, iba a quedar en la historia. Un día después un comunicado expresaba ante los trascendidos, que luego de finalizar el recital “Gustavo sufrió una descompensación por una suba de presión debido a estrés y agotamiento, de la que se está recuperando favorablemente. Por precaución, se dirigió a una clínica de Caracas para realizarse chequeos médicos de rutina, donde le recomendaron reposo. Una vez finalizados los estudios, continuará su viaje a Buenos Aires”.

Por aquel entonces, el artista se encontraba promocionando “Fuerza Natural” que había sido lanzado en septiembre de 2009. El disco rápidamente se había convertido en un éxito y luego comenzaba una gira por México, Chile, Estados Unidos, Perú, Colombia y Venezuela entre noviembre de 2009 y mayo de 2010.

En ese recital el público venezolano se rindió a sus pies. Cerati vestido de blanco con una chaqueta con detalles plateados estuvo acompañado por Richard Coleman, Anita Álvarez Toledo, Leandro Fresco, Fernando Samalea, Fernando Nalé y Gonzalo Córdoba.

 

Gustavo Cerati y Richard Coleman

Cerati les regaló a sus fans canciones como “Deja vu”, “Rapto”, “Fuerza Natural”, “Lago en el cielo”, entre otras. También interpretó “Trátamente suavemente”, uno de los mayores éxitos de Soda Stereo.

 

 

El artista cerró el recital con un solo de guitarra que duró alrededor de dos minutos donde los presentes quedaron conmovidos.

Las horas fatídicas para la leyenda del rock: Gustavo Cerati

 

Luego del show, Gustavo se reunió en su camarín con Richard Coleman y Adrián Taverna, sonidista e íntimo amigo del cantante. Comieron, bebieron y charlaron como siempre después de cada show para evaluar como sale cada función.

Luego, Taverna relató que a Gustavo se lo veía pálido y con los ojos desorbitados. Cuando fueron a sacarse una foto grupal, el sonidista le preguntó si se sentía bien.  “Gustavo abrió la boca para contestarle pero no llegó a decirle nada. Fue como si los músculos de su mandíbula no encontraran las palabras. Entonces la cámara disparó su flash y todo el equipo quedó registrado en la última foto de la gira. A su alrededor el grupo se empezó a dispersar y Gustavo caminó confundido hacia su camarín”, narró el periodista Juan Morris en su libro Cerati: la biografía definitiva.

 

A partir de ese momento, comenzó la pesadilla. Taverna y el asistente personal del compositor lo encontraron tirado en un sillón con la camisa desabrochada y la boca entreabierta. Aparecieron los paramédicos y esperaron a que no haya demasiada gente para que la información no se filtrara en los medios.

Atravesaron la cuidad para llegar al Centro Médico La Trinidad de Venezuela pero debido a la falta de suministro en el lugar, el artista fue trasladado a otro centro de salud donde horas después volvió a La Trinidad.

Desde la cuenta oficial de Cerati, se publicó un mensaje con la información de lo que había pasado

Iban pasando los días hasta que se difundió el comunicado y un parte médico: accidente cerebrovascular (ACV). El neurólogo Vladimir Fuenmayor explicó que el cantante sufrió un evento vascular isquémico, con afasia de expresión. Ante la gravedad del cuadro fue intervenido quirúrgicamente donde después se dijo que Gustavo “no volvería a ser el mismo”.

El 7 de junio, por decisión familiar fue trasladado a Argentina en un avión sanitario. Así comenzaba otra pesadilla. Los fans lo acompañaron siempre con mensajes alentadores como #FuerzaGustavo, en pancartas y graffittis.

El 4 de septiembre de 2014 se comunicó la peor noticia: se nos iba Gustavo Cerati, una leyenda de la música argentina.
El 4 de septiembre de 2014 se comunicó la peor noticia: se nos iba Gustavo Cerati, una leyenda de la música argentina.

El 14 de junio un amigo había dicho que el artista habría movido los labios y su cabeza tras escuchar sus propias canciones.

Fueron cuatro años de agonía. De esperanza e ilusión entre los fans de Gustavo Cerati.

Finalmente el 4 de septiembre de 2014 se comunicó la peor noticia: se nos iba una leyenda de la música.

Miles de fans se acercaron al cementerio de la Chacarita a despedirlo.