No te preocupes, no irá lejos

El nuevo film de Gus Van Sant es una biopic sobre John Callahan, dueño de un humor ácido y tetrapléjico a raíz de un accidente.

 

Joaquin Phoenix encarna a John Callahan, el humorista dueño de un humor irreverente, lejos de lo políticamente correcto, que a los 21 años, lleno de talento, tuvo un accidente que lo dejó con lesiones en la médula espinal y paralizado desde el diafragma para abajo. Alcoholico desde adolescente, y aun más desde entonces, encontró en el dibujo su vía de escape, utilizando los pocos músculos que le respondían.

Con Jonah Hill, Rooney Mara, Jack Black y un elenco maravilloso, el nuevo film de Gus Van Sant es una biopic que tiene tramos realmente profundos. El humor, el talento, el poder curativo del arte, tocar fondo y la decisión de luchar contra una adicción, son los grandes temas existenciales de la película.

En el final del film se rinde homenaje a Robin Willams que soñó con hacer este personaje, compró los derechos y contacto al director, sin poder concretar su sueño.

Una comedia alocada y oscura, emotividad y sincera.