Buscan declarar a las abejas patrimonio natural

La Sociedad de Apicultores impulsa acción colectiva por las abejas junto a más de 200 organizaciones de América Latina y El Caribe. En Conexión Show charlamos con Pedro Kaufmann, secretario de SADA para conocer esta iniciativa.

El pasado 20 de mayo, en el Día Mundial de las Abejas, la Sociedad Argentina de Apicultores (SADA) junto a más de 200 organizaciones pidieron urgente que se tomen medidas drásticas en defensa de las Abejas, de la Biodiversidad y de la Naturaleza. En Conexión Show conversamos con Pedro Kaufmann, secretario de SADA para que nos explique en qué consiste esta propuesta.

“Las abejas además de darnos miel, propóleos, cera y polen, nos dan algo mucho más importante que es la comida de todos los días. 7 de cada 10 alimentos que llegan a la mesa tiene que ver con el trabajo de polinización que hacen. Básicamente es el intercambio sexual entre las flores”, comentó Kufmann, quién además aseguró que la disminución de las abejas se está produciendo en todo el mundo, en especial en algunas zonas que están mucho más impactadas por el modelo agroindustrial”.

Buscan declarar a las abejas patrimonio natural

Con respecto a Argentina manifestó que “es un serio problema ya que toda América del Sur es un ejemplo muy claro de un modelo agroindustrial muy intensivo que utiliza grandes extensiones de tierra para monocultivos genéticamente modificados y muchos litros de agrotóxicos como fungicida, herbicida, insecticida. Eso hace que las abejas se vayan muriendo, que las colmenas se vayan debilitando porque desaparece el ambiente.»

Ante esta situación, manifestó: «Los lugares donde habitualmente están las abejas y el resto de los polinizadores que ayudan a la vida, se acaba el ambiente. Las abejas vienen para la ciudad y se desarrollan mejor en la ciudad que en el campo”.

El secretario de SADA, también hizo referencia a al riesgo que esto significa: “Estamos caminando hacia una crisis alimentaria importantísima y grave, provocando un daño que si hoy no estamos reconociendo el mundo por el virus, cuando no tengamos los alimentos que cotidianamente tenemos, imaginate. Las abejas hacen el trabajo todos los días”,

Respecto al proceso de aceleración que estamos teniendo en Argentina, aseguró:  «En los últimos 25 años con la siembra directa, agroquímicos, organismos genéticamente modificados, está acelerando el proceso a tasas nunca antes vistas en la historia de la humanidad producto del desmonte, es decir arrasar un bosque, selva y sacar de allí lo que había, no solo los arboles también los animales. Desaparece la región, el ecosistema”. 

Kauffman asimismo describió que en los últimos 10 añosdesapareció el 50% de los apicultores en la Provincia de Buenos Aires. Y que estos números son alarmantes. Porque la Provincia produce la mayor cantidad de miel y a nivel país estamos entre los tres mayores exportadores de miel del mundo.

 

Cómo es la iniciativa de la Sociedad Argentina de Apicultores respecto a la situación de las abejas

 

“Hace muchos años venimos trabajando con las autoridades del país y de las diferentes provincias para transparentar que tipo de cultivos se están aprobando en el país porque en Argentina se vuelcan más de 400 millones de litros de agroquímicos por año”, comentó Kauffman.

“Las abejas son necesarias para la vida de todos nosotros porque nos proveen el alimento. También procuramos tener conciencia de que consumimos porque no es lo mismo el consumo de productos naturales que productos ultra procesados en la industria. Esas son las cosas que están al alcance del consumidor. En esta época hay muchísimas organizaciones que están trabajando una agricultura más responsable. Lo que necesitamos es recuperar el ambiente y la tierra para que todos podamos desarrollarnos en una forma más armoniosa”, agregó en relación al rol que cumple la asociación.

Afirmó también que se está pidiendo es una discusión más racional, que la producción agrícola sea más equilibrada, más armoniosa con el ambiente. Avanzar y hacer producciones agroecológicas que no descartan los sanitarios pero si los utilizan en porciones mucho más adecuadas para un desarrollo armonioso que es producir alimentos.

 

El pedido es concreto: se busca declarar a las abejas patrimonio natural

«La presentación que estamos haciendo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tiene que ver con que las organizaciones de Latinoamérica y del Caribe reconocemos que esto está pasando en nuestros países en forma similar. Aquí en Argentina es con los monocultivos de soja y en Centroamérica con la palma. El modelo agroindustrial es el mismo. La respuesta de las Organizaciones y de las Agencias Sanitarias estatales es la misma. No hay respuestas positivas», dijo Kaufmann.

Además le pedimos a la Comisión Interamericana una recomendación a nuestros estados para que advierta que las abejas son esenciales en nuestras sociedades, que las declare patrimonio natural y que este en la agenda de discusión en cuanto a lo político”, describió el secretario de SADA.

Por último, para cerra, aclaró: «Somos parte una campaña colectiva. Hay unas 200 organizaciones y hemos hecho esta presentación con un libro con toda la documentación científica que avala lo que estamos planteando. Organización que se quiera sumar tiene la posibilidad de hacerlo a través de los links que están en la página y la gente lo puede hacer por el programa de protección de colmenas en la página”.