Las últimas fotos de Freddie Mercury antes de morir, sonriendo en su jardín

Hace poco más de 28 años, el 28 de agosto de 1991, Jim Hutton tomó estas fotos tres meses antes de que el vocalista falleciera. Así lo cuenta en un texto publicado en Instagram, en la cuenta del club de fans del cantante.

0

 

El club de fans del cantante publicó las últimas fotos de Freddie Mercury antes de morir, sonriendo en su jardín, tres meses antes del 24 de noviembre de 1991, fecha en la que el ídolo fallecía. 

Hutton, su última pareja, había compartido las fotografías en su libro Freddie y yo (Freddie and me), en el que recorre su vida junto a él.  

En las última fotos de Freddie antes de morir, se lo ve sonriendo en su jardín, entre las flores, sin perder nunca el estilo, con un pantalón pinzado a la cintura y una camisa de estampado selvático.

Las palabras de Jim Hutton, su última pareja

 

“Ese verano Freddie posó para una cámara por última vez, la mía. Sucedió así. Estaba en el jardín fotografiando algunas de las flores que estaban creciendo y Freddie caminó hacia mí”, dice el texto.

“Quería que retrocediera, para que no fuera un primer plano. Luego posó mientras yo tomaba cuatro fotos, y sacó una sonrisa para cada una”, publicaron desde el club de fans.

“Estaba tan pálido que sabía que no se veía lo mejor posible, pero no me importó. De todas las fotos que tengo de Freddie, esas son las que más amo”, contó el hombre que lo acompañó hasta el final.

Jim Hutton falleció en 2010 víctima de un cáncer.

 

Mirá las última fotos de Freddie Mercury antes de morir, sonriendo en su jardín

 

Ver esta publicación en Instagram

 

On August 28th 1991, exactly 28 years ago today, Jim Hutton took these photos of Freddie at Garden Lodge 📷…his last ever known photographs 😞 . “That summer Freddie posed for a camera for the very last time – mine. It happened like this. I was out in the garden photographing some of the flowers in full bloom and Freddie walked towards me. I trained the lens on – he wanted to move back a bit so it wasn’t a close-up. Then he posed while I took four pictures, and he managed a smile for each. He was so pale and drawn that he knew he didn’t look his best, but it didn’t matter a bit; of all the pictures I have of Freddie, those are the ones I love most.” -Jim Hutton . 👉P.S. Seeing these photos and reading those words by Jim always pains me beyond words… but I share them not to focus on his illness (please don’t do that) but to show how he always saw the beauty in every moment and his smile and bravery never waverd…. I love the fact that a cat (who looks like Oscar) is standing next to Freddie and I’d like to think he was having a good time amidst the bloom of the flowers of his beautiful garden…🌸 But most importantly, despite the sadness, I’m still in awe and admiration for Freddie and his superhuman courage to face life head on and muster a smile even through his hardest moments. His smile always stayed on and in that way he even mocked his illness. My hero…💪 This man is a source of inspiration on so many levels and I love him for that… ❤ . #FreddieMercury #lastphoto

Una publicación compartida de Freddie Mercury (@freddiemercuryclub) el

 

Un repaso

 

Tras la salida del  álbum “Kind of Magic”, en junio de 1986,  empezó a temer que su malestar tuviera que ver con esa extraña enfermedad que nadie sabía de dónde venía pero se propagaba rápidamente, el SIDA.

No había confirmación oficial, pero el deterioro de su salud era notable: en sus últimas apariciones en público junto a Queen, el artista se veía afectado y causaba enorme preocupación en sus fans.

Unos meses después, en la primavera de 1987, Freddie acudió al médico para hacerse las pruebas. El resultado fue rotundo: era portador del VIH.

Freddie Mercury, quien este 5 de septiembre cumpliría 73 años, anunció al mundo que padecía de sida un día antes de su muerte, el 24 de noviembre de 1991.

Freddie murió muy joven, a los 45 años de edad, a causa de una bronconeumonía afectada por el sida. 

 

Combatir la enfermedad también desde la música

 

Hubo dos videoclips del disco “Innuendo”, el último que se editó en vida del legendario frontman, que expusieron su lucha contra la enfermedad: “I’m going slightly mad” y “These are the days of our lives”.

En ellos aparece disfrutando de la música y de su arte a pesar de los declives de su físico. Estaba extremadamente delgado y su mirada denotaba sufrimiento.

“Adentro mi corazón se está quebrando, mi maquillaje puede estarse descamando pero mi sonrisa sigue adelante”, dice “The show must go on”, una canción que habla de esa batalla.

 

 

Su sonrisa, su despedida

 

En las últimas fotos de Freddie Mercury antes de morir se lo ve sonriendo en su jardín de la mansión en Kensington, Londres, llamada Garden Lodge. El cantante adoraba su casa, y se la dejó en herencia al amor de su vida, Mary Austin. 

Esa sonrisa, enorme, fue quizás la despedida más fiel a su estilo que él pudo dejar.

Su decisión de continuar trabajando, sin bajar los brazos, hasta el final, hablan de su personalidad, de su fuerza interior y de su amor por la música, a la que le dedicó toda su vida.

Porque como bien él supo cantar, gritar y emocionar hasta las lágrimas: el show debe continuar.

 

 

Ver más: Bohemian Rhapsody, la película que retrata la historia de Freddie Mercury

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.