Incentivar la lectura porque #LeerVale mucho

Y cuesta poco

Con motivo de las fiestas de fin de año y las vacaciones de verano, la gran pregunta es qué compramos esta vez. Que sea distinto, original, irrepetible, útil! A la hora de hacer los regalos e incluso de pensar en esos días de descanso tan merecidos, vuelven los interrogantes a dar vueltas en la cabeza y ya nos atacan los nerviosos en medios de los compromisos, reuniones, planes y festejos.  Pero en medio de tanta ansiedad, el Grupo Planeta Argentina lanza una campaña para incentivar la compra de libros en todo el país, para revalorizar la lectura y hacernos recordar que #LeerVale.

 

 

#LeerVale está compuesta, además, por un Manifiesto en el que se compara el valor real de un libro con diferentes acontecimientos, actividades y productos como ir al gimnasio, a la peluquería, la compra de un vino, cenar afuera, entre otros.

 

#LeerVale
#LeerVale

 

“Nuestro objetivo es acercar el libro a la gente. Aprovechamos las compras de fin de año para establecer que un libro no es caro si lo comparamos con distintos productos como un jean, una camisa, un viaje, o la compra de un par de entradas para el cine. No salimos a enfrentarnos con otros rubros, queremos enfatizar que el valor de un título nos ofrece distintas sensaciones que perduran en el tiempo”, dice Ignacio Iraola, Director Editorial de Planeta.

De esta manera, Planeta comienza su cruzada para acercar los diferentes autores de su catálogo a sus lectores y nuevos consumidores.

 

#LeerVale
#LeerVale

 

Un libro puede ser, entonces,  una buena alternativa para estas fiestas. Para hacer volar la imaginación, encontrar ese espacio de paz, de intimidad, de aventura, porque eso no tiene precio. Regalar un libro es incentivar ese momento de encuentro con uno mismo.  Será que sí, verdaderamente, leer vale mucho y cuesta poco ¡Buena campaña!

 

Leyendo en la playa
Leyendo en la playa

Manifiesto completo

 

Cuánto vale un libro?

Si te decimos…

Necesitamos tanto de un libro como de esos quince días de vacaciones para descansar y vivir experiencias diferentes porque leer nos transporta.

Un libro es tan importante como esa hora de gimnasio diaria para sentirnos bien porque cada una de sus páginas nos entrenan.

Ese placer que da pasear un fin de semana soleado o cenar afuera con nuestr@s amig@s también lo regala un libro porque nos despeja y nos recrea.

Un libro nos embellece como un par de tacos altos en una fiesta y nos abriga como una campera en pleno invierno.

Nuestro smartphone nos acerca a todos, pero un libro nos conecta con nuestra imaginación.

Las palabras de un libro nos nutren al igual que los alimentos saludables que elegimos para cuidarnos.

Crecemos cuando invertimos en nuestro futuro profesional así como cuando leemos un libro que nos cambia la vida para siempre.

¿No crees que al final un libro vale mucho y cuesta poco?