Cómo sobreviven las peluquerías en plena pandemia

En Conexión Show hablamos con Leo Rey, dueño de la peluquería JessicaLeo, para que nos cuente la situación que atraviesan las peluquerías en cuarentena.

Sin duda, las peluquerías son uno de los sectores más afectados por el coronavirus. Por eso, en Conexión Show, conversamos con Leo Rey, dueño de la reconocida JessicaLeo.

Desde que comenzó la cuarentena los salones se encuentran cerrados y se siente el impacto económico. Además, los clientes extrañan, cuenta Rey: “Hoy la gente me golpeaba la vidriera para atenderse. No es un trabajo más, es esencial porque la belleza, el mimo, el espíritu de un spa, llegar a una peluquería y ser recibida, que te hagan un tratamiento en el cabello significa mucho más que un corte de pelo, es un relax”.

El dueño explicó, además, la función social del rubro: “JessicaLeo es una peluquería de las medias. Trabajan un montón de chicos de barrios humildes, que se acercan al límite de la delincuencia  o de una adicción. Es muy rápido el trabajo de peluquero, con un curso y con tus herramientas enseguida te incorporás al mercado laboral”.

En Europa los salones de peinado comenzaron a trabajar con protocolos de seguridad por la pandemia de Covid-19

Sobre la difícil situación que atraviesan, Rey manifestó que es un momento delicado. “Estamos perdiendo la capacidad de contener a la gente porque estamos cerrando cadenas o sucursales y muchos chicos no van a poder abrir. Hicieron un gran esfuerzo para lograr tener una peluquería. Estamos en un estado alarmante y tuvimos una reunión con los peluqueros de las cadenas. Pedimos abrir y trabajar con protocolos”.

Con respecto a las medidas que tienen que tomar, Leo aseguró: “Nosotros presentamos un petitorio al Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad. Las peluquerías en Europa abrieron con protocolo y nosotros tenemos que copiar ese modelo. No hay que inventar nada ni tampoco traer un traje espacial.”

La propuestas es clara: “Hay que hacerlo con distanciamiento social, cada 2 metros una persona, barbijos, higiene, alcohol en gel. Hay que tratar de extremar las medidas de seguridad de higiene. Trabajar desde los laterales del cabello hacia atrás, nunca lo tenés de frente al cliente”.

Peluquerías con horario reducido

Necesitamos el trabajo antes que nada. Si a nosotros nos permitirían abrir de a poco, en el petitorio que presentamos también fue para pedir que nos cambien los horarios. Nosotros pensamos que podríamos abrir de 13:00 a 21:00 hs. porque ahí no se mezclaría con la gente esencial de trabajo. Otra cosa que pensamos es abrir sábados y domingos donde la gente pueda ir a pasear, dar una vuelta con el nene y también llevarlo a la peluquería”, dijo. Y adelantó que la peluquería va a ser más barrial.

“Nosotros ya empezamos a trabajar en Pinamar, con horarios, turnos y con el protocolo. La gente respeta, ya está educada, ya sabe que se puede contagiar de determinada manera. Tenemos que ser muy conscientes sobre lo que está pasando”.

peluquería en pinamar
Sucursal Pinamar de JessicaLeo.

Por último, Leo afirmó: “Tengo 35 años de experiencia en peluquerías  y pasé por la época del HIV. Ya sé lo que es trabajar con protocolo. Teníamos que desinfectar todos los elementos que tocábamos, no sabíamos si con el cliente nos podíamos saludar. Ahora tenemos que tratar de acotar todos los recursos para que la gente no se contagie, no tenga problemas y si sienta seguro en un salón de peluquería”.