A 500 años de la muerte de Leonardo Da Vinci su genio se agiganta

Fue uno de los personajes más notables de la historia, por su talento y por su versatilidad. Fue pintor, escultor, músico, poeta, inventor, científico y anatomista, entre otros. Tanto, que Leonardo Da Vinci es considerado el mayor genio de la humanidad. Además, se lo considera un adelantado.

0

Leonardo da Vinci nació el sábado 15 de abril de 1452, en el castillo de Vinci, una ciudad ubicada a unos 25 km de Florencia. Nació en una rica familia de nobles italianos, aunque fue un hijo ilegítimo, ya que su padre, Piero Fruosino di Antonio (escribano, canciller y embajador de la República de Florencia) tuvo una relación y dejó embarazada a Caterina di Meo Lippi, una joven de apenas 15 años y de una humilde familia campesina. Como Piero estaba comprometido, el pequeño Leonardo fue entregado al abuelo Antonio da Vinci, quien se encargó de enseñarle a leer, escribir y los primeros conocimientos de aritmética. En cambio, fue de su abuela paterna, Lucia (ceramista), quién se cree le animó a dedicarte al arte.

Plano de la maquina de volar de Leonardo Da Vinci
Las investigaciones de Leonardo marcaron el rumbo para desarrollos tecnológicos.

Desde pequeño, a Leonardo lo apasionaba la naturaleza y dedicada horas a dibujarla. Pronto ganó práctica y comenzó a trabajar como aprendiz en el taller de arte de Andrea del Verrocchio, a quien le debe su formación multidisciplinaria.

Luego de su tareas como aprendiz, comenzó el aprendizaje sobre química, uso de metales, cuero, yeso, carpintería, mármol y bronce. A los 20 años, ya formaba parte del Gremio de San Lucas, que involucraba a artistas y médicos. Un año más tarde le llegó el primer reconocimiento con obras como el Paisaje de Santa Maria della neve (1473), un dibujo elaborado con pluma y tinta, y La Anunciación (1472-1475).

Así, la producción de Leonardo Da Vinci fue ganando reconocimiento en los alrededores, hasta alcanzar Florencia y oídos de Lorenzo de Médici, quién lo introdujo al duque de Milán, Ludovico Sforza, quien fue su gran mecenas y consejero para continuar sus estudios. Se abocó al conocimiento de la ingeniería, la pintura, el urbanismo, hidráulica, etc.

Cuando el ejército del Rey de Francia, Luis XII, conquistó en 1499 el Ducado de Milán, se produjo la caída de los Sforza y, entonces, Leonardo quedó al servicio del conde de Ligny por algún tiempo, hasta que se trasladó a Venecia. Allí diseñó un sistema de defensa pensado para un posible ataque naval desde Turquía. Entre sus inventos, se destaca la de una escafandra para bucear.

El retrato más famoso: La Monna Lisa.

Hacia 1504, empezó a trabajar en La Gioconda, el famoso retrato de Lisa Gherardini, es la Monna Lisa. Luego, comenzó a estudiar el vuelo de las aves, hasta que para 1513, Leonardo da Vinci viajó a Roma, donde trabajó para el papa León X, integrante de la poderosa familia de los Médici, en quiénes encontró apoyo para la creación pero también obstáculos.

Pasó sus último años en Francia, encontró en el Rey Francisco, un nuevo mecenas y protector. Ya enfermo, Leonardo redactó su testamento ante un notario de Amboise, se confesó y pidió la extremaunción antes de su muerte, el 2 de mayo de 1519, en Cloux, cuando tenía 67 años.

Tras su muerte de Leonardo, se perdieron casi dos tercios de los 50.000 documentos originales que había redactado. Se conservaron, en cambio, unos 13.000 documentos, cuya mayor parte se conserva en el archivo de la Ciudad del Vaticano

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.