18 películas para recordar 2018: el mejor cine del año

Acaba el año, y es tiempo para echar la vista atrás a doce meses de grandes películas. Este es el top ten de los mejores filmes (extranjeros) estrenados en 2018. Una mezcla de géneros, nacionalidades y hasta formas de ver el cine.

18. ‘Isla de perros’ (Wes Anderson)
Wes Anderson ha vuelto a la animación por stop motion en un filme entrañable, lleno de humor y personajes inolvidables, y también con su mayor carga de crítica social hasta el momento.

Isla de Perros
Isla de Perros

17. ‘Ha nacido una estrella’ (Bradley Cooper)
Todos los prejuicios hacia esta película se derriban en su maravillosa primera hora, donde Cooper da una lección de ritmo y química con Lady Gaga en el enésimo remake de la historia. Un crowd pleaser hecho con oficio y que apunta a Cooper como realizador al que tener en cuenta.

16. ‘120 pulsaciones por minuto’ (Robin Campillo)
Un filme lleno de emoción sobre la lucha por los derechos de los enfermos de sida en París en los 90. Su director perteneció al colectivo que retrata, lo que se nota en la verdad que desprende en su retrato del activismo político.

15. ‘Infiltrados en el KKKlan’ (Spike Lee)
Cine urgente, rabioso, con punch y con ganas de denuncia. Así es la película que ha devuelto al mejor Spike Lee. No quiere sutilidad, sólo azotar a Donald Trump a través de esta comedia negra que retrata un suceso sorprendente, la infiltración de un negro en el Ku Klux Klan.

14. ‘Siempre Juntos’ (Gustavo Pizzi)
‘Siempre Juntos’ es la típica película que parece muy pequeñita,pero que está llena de detalles en su interior para conmover al público. Su retrato de una madre de clase media en el brasil actual que se enfrenta al síndrome del nido vacío es de una sensibilidad exquisita.

13. ‘The Florida project’ (Sean Baker)
Sean Baker quiere traer de vuelta el cine social, y hacerlo con formas que no suenen a rancio y ya visto. Su mirada sobre las clases más bajas de EEUU, aquellas en las que le cine nunca se fija, es inmisericorde y con una escena final que rompe el corazón.

12. ‘The rider’
Una de las joyas del cine indie y otra mirada hacia los márgenes de EEUU, un país del que sólo vimos la cara que nos enseñan las estrellas de Hollywood. En la fina línea entre la ficción y la realidad se encuentra este filme que trata sobre un joven que sólo tiene en el rodeo la forma de salir de su situación económica.

The Rider
The Rider

10. ‘Girl’ (Lukas Dhont)
Uno de los debuts más contundentes de los últimos años es el de este jovencísimo director belga que trata el cambio de sexo de un adolescente transexual desde la honestidad y el respeto a su increíble personaje.

11. ‘La forma del agua’ (Guillermo del Toro)
Disney nos ha mentido, los cuentos existen, pero no como ellos los cuentan. Las princesas se masturban y hasta acaban con el monstruo, al menos en el hermoso universo de Guillermo del Toro, que arrasó en los Oscar con su canto al diferente.

La forma del agua
La forma del agua

9. ‘Custodia compartida’ (Xavier Legrand)
Otro debutante que ha dejado boquiabierto es este francés que ha compuesto un thriller de terror con algo cotidiano como es la violencia doméstica.

8 ‘Lady Bird’
Sus críticos dicen que cuenta lo mismo de siempre, pero ojalá todos lo contaran así. Nunca una relación madre-hija había desprendido tanta verdad. Sin juzgar a sus personajes, y llenándolas de capas (ese complejo de clase tan bien definido), Greta Gerwig conquistó a todos.

7. ‘Cold War’ (Pawel Pawlikowski)
El director de ‘Ida’ lo ha vuelto a hacer. Una historia de amor en tiempos de guerra (esta vez fría) que le confirman como uno de los mejores directores del momento. Su puesta en escena es exquisita, y su historia sobre una pareja que no encuentra su lugar ni en la Polonia comunista ni en la Francia capitalista es una delicia.

6. ‘El hilo invisible’ (Paul Thomas Anderson)
Paul Thomas Anderson es uno de los genios del cine moderno. Todas sus películas rozan la genialidad, y esta historia de amor tóxico retratada como si fuera un filme de terror es de una precisión y una maestría que asusta. Hace que lo que consigue parezca fácil aunque esté al alcance de muy pocos.

5. ‘Call me by your name’ (Luca Gudagnino)
El primer amor y la primera decepción. El descubrimiento del sexo, la atracción por alguien del mismo sexo, la incomunicación con los padres… todo enmarcado en un contexto en el que todo es bello, hermoso y sensual. El plano final de Timothee Chalamet se clava en la memoria.

4. ‘Foxtrot’ (Samuel Maoz)
Israel es como el Foxtrot, un país que da dos pasos adelante y otros dos atrás. Una metáfora que funciona a la perfección en este filme que mira de forma crítica al país, a su mili obligatoria y su utilización del dolor. Todo, además, con una de las puestas en escena más hipnóticas del año.

3. ‘Lazzaro Feliz’ (Alice Rohrwacher)
La consagración de una de las directoras más personales del cine moderno es este filme al que conviene llegar sin saber sus sorpresas. Una especie de neorrealismo mágico que bebe de los maestros italianos, pero añadiendo compansión y humanidad a su fiel retrato contra el capitalismo.

2. ‘Caras y Lugares’ (Agnés Varda y JR)
La mirada de Varda sobre las clases más humildes y trabajadoras de Francia de este documental desprende respeto y honestidad. Un canto a la lucha de héroes desconocidos, como las mujeres de los estibadores o la señora que se negó a salir de su casa por la gentrificación. Un homenaje a todos ellos que emociona hasta la lágrima.

2. ‘Caras y Lugares’ (Agnés Varda y JR)
La mirada de Varda sobre las clases más humildes y trabajadoras de Francia de este documental desprende respeto y honestidad. Un canto a la lucha de héroes desconocidos, como las mujeres de los estibadores o la señora que se negó a salir de su casa por la gentrificación. Un homenaje a todos ellos que emociona hasta la lágrima.

 

Fuente: El Español