La capital de Baviera, una combinación exacta de historia, cultura, renovación e innovación

Munich es una de las ciudades más importantes de Alemania. Desde 1810, cada año recibe a casi 7 millones de turistas para el "Oktoberfest", la fiesta popular más grande del páis y de las mayores del mundo.

AA simple vista, para el viajero de cualquier edad, Munich ofrece lo típico de una ciudad importante europea, su tradición, su cultura y su rica historia. Eso se ve en los museos pictóricos, sus palacios, sus imponentes iglesias, los monumentos originales y los restaurados, todo lo que da cuenta de su vasta historia cercana a los 900 años. Pero por otro lado, hay otro pasado más reciente, con las tristes huellas del papel desempeñado durante el Tercer Reich, con la realización de imponentes espectáculos deportivos a nivel global, como lo fueron los Juegos Olímpicos del ‘72 y el Mundial de Fútbol de 1974, que están más cercanos a la memoria general y que un vistazo actual permite tomar real dimensión de su valor y de la conmoción deportiva y política que generaron. Es además una ciudad en permanente desarrollo, con obras de infraestructura de enormes dimensiones, con presencia de empresas globales como BMW (con su imperdible museo), Mc Donald´s y otras  pertenecientes al sector tecnológico, de especialidades medicinales y de seguros que tienen allí su sede, que dan cuenta de una energía a toda prueba. Y por último, como si fuera un fruto que se pudiera separar en distintos gajos, hay una Munich muy moderna, de cara a lo joven que, sin desdeñar lo anterior, es más abierta, no tan conservadora, que explota con el Oktoberfest  y recibe a casi 7 millones de turistas una vez por año y que se muestra multicultural, verde con sus parques y plazas, ecológica con sus cuidados espacios para el uso de bicicletas y monopatines, y cálida con sus mercadillos de Navidad, y la venta ambulante de alimentos orgánicos.

Para hincarle el diente a este gran plato, con un menú tan diverso, el viajero debe tener sus prioridades de gusto, pero también es muy importante el momento del año en que concreta su visita. No es lo mismo la cercanía de la citada fiesta de la cerveza, que normalmente dura entre 15 y 20 días y que suele celebrarse hacia fines de setiembre, que hacerlo en Navidad, o en pleno verano. El clima determina y si bien a veces viajamos en fechas estrictas porque “no nos queda otra libre”, es importante tener en cuenta este condicionante a la hora de planificar, tanto en términos horarios, con sus días de verano interminables, o sus cortos días invernales, como por la experiencia al aire libre que ofrece la ciudad y que se puede disfrutar más a pleno en primavera y verano. Piensen que es la capital de la cerveza y  que los Biergärten (“jardín de la cerveza”) son terrazas típicas donde se degusta la bebida, y donde en general está permitido que el visitante lleve su propia comida y abone sólo por la cerveza; funcionan sólo de Abril a Agosto.

Otro aspecto es el tema de las ferias empresariales, hoy es una importante sede que potencia el comercio, con un calendario impresionante de eventos de diferentes sectores, que abarcan todos los rubros económicos imaginables.

Una mirada de los medios especializados y de las estadísticas demuestra que últimamente hay un “redescubrimiento” de Munich a nivel turístico. Hasta los años 2000, el turista internacional que visitaba Alemania iba principalmente a Berlín o a Frankfurt (para negocios), pero en los últimos 10/15 años, con la llegada de nuevos visitantes, muchos hispanoparlantes, orientales y los flujos migratorios, hay una mirada nueva sobre Baviera, y todos ven a Munich en su real dimensión. Por otra parte, como la ciudad está tan cerca de Los Alpes, permite ser punto de salida hacia, por ejemplo el El Tirol o Salzburgo, y también para la zona del Danubio o Nuremberg. Estar cerca de otros tantos lugares atractivos, tener excelentes rutas y accesos  y muy buenos transportes es, aunque en forma indirecta, otro de sus atractivos.

Antiquarium de la Residenz de Múnich. Foto: Jordi Orts Monllor. Gentileza Bayernamedida.com y Jordi Orts Monllor.

En urbes como esta, a veces es recomendable tener ayuda profesional, desde los tradicionales guías, hasta agencias con excursiones programadas. En este caso, con más de la mitad de la ciudad restaurada (producto de la destrucción sufrida en los bombardeos de la Segunda Guerra) considero que es casi imprescindible hacer este tipo de tours para entender su verdadera filosofía, si lo que buscamos es conocer su esencia. A tal efecto y sobre todo para turistas de habla hispana, recomiendo una mirada a las opciones que propone  www.bayernamedida.com, una gran referencia en visitas guiadas, desde las más sencillas hasta paseos organizados de varios días o para grupos numerosos. Se podría decir que, dadas sus características, Munich “necesita” una explicación para entenderla, o que “requiere” un análisis  un poco más a fondo que sólo una persona con conocimiento puede dar, si la idea realmente es mensurar en profundidad lo que uno está observando

Pero para una visita más ligada a un tema puntual como puede ser la cata de cerveza, un evento deportivo, una recorrida a full en bicicleta o inclusive un tour de la memoria, con visitas a  antiguos campos de concentración o a los sitios históricos ligados al tristemente célebre Tercer Reich, la capital cuenta con www.simply-munich.com, que acerca las recomendaciones principales, horarios, precios y demás, para poder manejarnos, como les comenté, en temas puntuales.

Respectos a los costos, Munich es levemente más cara que Berlín, pero no difiere mucho de otros destinos de la zona Euro, el transporte está integrado, todo el servicio público es ágil y funciona muy bien, pero hay que tomar en consideración que las obras en la ciudad son permanentes, lo que dificulta a veces los traslados por vía terrestre. Recomendación entonces: subte y tren. Obviamente, hay centros comerciales importantes, inclusive lugares especiales con Outlets donde quienes más compran son los alemanes, pero a los que el turista también puede acceder, siguiendo los consejos de los habitantes locales.

Parque Olímpico. Foto: Jordi Orts Monllor. Gentileza Bayernamedida.com y  Jordi Orts Monllor

Tomado en cuenta entonces todos los detalles ya descriptos, e incorporando como válidos los consejos de fechas de viaje, podemos hacer una breve reseña de “imperdibles” y sus clasificaciones:

  • Casco histórico y Ayuntamiento (nuevo y viejo): recorrido recomendado a pie y preferentemente acompañado por guía. El Ayuntamiento neogótico (nuevo) es el lugar de festejos deportivos del Bayern Munich y adonde llevan a los visitantes ilustres para que saluden desde los balcones. Tiene dos “mini shows” diarios de muñecos animados en forma mecánica con mucho color local.
  • El Parque Olímpico, que resume lo mejor y lo peor, con su construcción, sus enormes Juegos del ‘73 y también el atentado perpetrado durante ellos, que justamente muestra los vaivenes históricos de la ciudad y su doble cara, de esplendor y por qué no, también de culpa.
  • La Residencia de la familia Wittelsbach que gobernó Baviera por más de 700 años, con sus espléndidos jardines y que fue el centro  de la vida cultural y política de la zona.
  • La sede de la BMW, el gran complejo, el showroom y su museo, con historia de la marca y la tecnología más moderna, para ver el desarrollo de una industria como la automotriz, donde el país es líder.
  • La citada Oktoberfest, que es la fiesta más importante del mundo en términos cerveceros, y que reúne a los mejores productores locales. Clave, hay que reservar lugar. Munich recibe en esa fecha el equivalente a más de tres veces su población y la ciudad está “alegremente” desbordada.
  • Los mercadillos de Navidad, desde finales de noviembre hasta el 24 de diciembre. La visita a los mercaditos es muy típica, con la degustación de vino caliente y la combinación gastronómica local y navideña. Hay que destacar que la región de Baviera es mayoritariamente católica y que la Navidad es una fiesta clave.
  • Museos de arte, hay tres pinacotecas, la antigua, la nueva y la moderna. Para los amantes sobre todo de la pintura y escultura, las tres merecen una visita.
  • English Gardens, con más de 400 hectáreas. El Jardín Inglés es uno de los parques urbanos más grandes del mundo, con una estética impecable. Muy recomendable en temporada de buen tiempo. Picnics, música, naturaleza, bicicletas e inclusive “surf” en el río, aún en invierno.
  • La visita a una fábrica de cerveza, destacándose en este rubro la Hofbräuhaus.
  • Para el turismo religioso recomendamos la Iglesia de San Pedro, el templo católico más antiguo de Alemania y uno de los principales emblemas de esa fe en todo el país.
  • Si van en verano, el baño y el viaje en “tronco” por el rio Isar que atraviesa la ciudad, y que es muy limpio. Este paseo es uno de los hechos históricos heredados de los tiempos de la fundación de la ciudad.
  • Para los amantes de la música clásica, recomiendo el Teatro Nacional de Munich, o Nationaltheater München. Es un teatro de ópera alemán y sede de la Opera Estatal de Baviera, con una acústica perfecta y un escenario de alta tecnología, con capacidad para más de 2000 espectadores y temporadas de mucha variedad, con figuras internacionales de renombre. Festivales importantes en julio y agosto.
  • Por último, si van en verano, las plazas principales se cierran y hay cine y recitales multitudinarios de música joven y grupos vanguardistas de pop y rock que son dignos de presenciarse.

En definitiva, Munich es una ciudad que merece conocerse a fondo, con sus bellezas naturales, sus imponentes edificios, su historia, sus claroscuros, pero con un presente muy pujante y alternativas interesantes para todos los gustos y bolsillos.

Datos útiles

  • Seguir la cuenta @simplymunich en Instragam o ver la web simply-munich.com.
  • Blog interesante para seguir: https://muniqueando.com/
  • Una buena visita guiada por la ciudad: ver la cuenta #másquevisitasguidas en Instagram
  • Para un recorrido más amplio por Alemania visitar: germany.travel , o conectarse con:

www.facebook.com/destinoalemania

www.twitter.com/alemaniaturismo

www.instagram.com/germanytourism

www.youtube.com/germanytourism