Gran estreno de El marginal 2: picos de rating, excelentes actuaciones y una historia que no da respiro

 

Anoche, por la TV Pública, llegó el debut  tan esperado de la precuela de El Marginal, con altísimos picos de rating  y con el primer lugar en los Trending Topic de Twitter. Un episodio a sangre y fuego que dejó a todos impresionados detrás de la pantalla.

 

Llegó la noche del martes, por fin,  y a las 22 se concretó la cita tan esperada para ver el estreno de  “El Marginal 2”, por la TV Pública Argentina.  Comenzó así la precuela de la serie coproducida por Underground -de Sebastián Ortega- y dirigida por Adrián Caetano y Alejandro Ciancio. Una segunda parte que cuenta con ocho capítulos y que arrancó siendo Trending Topic en Twitter: claro, #ElMarginal2 tuvo picos de 11 rating de puntos, una cifra altísima para los números habituales en la TV Pública.

 

La  ficción nacional viene de ganar el Martín Fierro de Oro 2017 -con libro de Guillermo Salmerón y Silvina Olschansky-. El estreno de la precuela había generado gran expectativa, con una trama que se remonta en el tiempo para contar cómo era la vida en el penal de San Onofre -dirigido por Antín (Gerardo Romano)- cuando llegaron los hermanos Borges, Diosito (Nicolás Furtado) y Mario (Claudio Rissi). Ambos la rompieron con sus actuaciones, y se ganaron el apoyo del público, que no tardó en llegar a las redes sociales, junto a las felicitaciones de sus colegas también.

El capítulo voló, a sangre y fuego, quizás un poco más de violencia que en su primera temporada, con una historia que no dio respiro.  Y se lució  con un nuevo personaje clave: El Sapo (Roly Serrano). Ni más ni menos que un preso sanguinario que detenta el poder y al que los Borges buscarán desplazar:  “Pirata del asfalto… secuestro… no tiene códigos”, le explicó Mario a Diosito sobre El Sapo.

Rolly Serrano en El Marginal 2
Rolly Serrano en El Marginal 2

Sin tiempos muertos, a pura acción,  se vio fue un retrato sin concesiones de ese penal donde se vive en un estado de violencia sin códigos. Comenzó fuerte con el intento de una violación, corrupción, peleas a matar o morir,  donde la vida no vale mucho más que la muerte y el Estado es parte de ese entramado oscuro de violencia y perversión. Ahora, solo queda esperar hasta el próximo martes para ver, a las 22 puntual, cómo sigue la vida de los Borges en La Villa, cómo se toma el control de San Onofre y conocer un poco más del origen de la ya conocida por todos: Sub 21.