Con Miley Cyrus como protagonista, llega la quinta temporada de Black Mirror

​Con Miley Cyrus como protagoniza del tercer capítulo, esta nueva entrega de la elogiada serie que reflexiona sobre la tecnología y critica el uso que las personas le dan tendrá tres capítulos, a diferencia de los cinco en promedio de las temporadas anteriores.

Después del éxito que tuvo la película interactiva Black Mirror: Bandersnatch había gran expectativa por este estreno. Estos tres capítulos serán historias independientes con sutiles guiños entre unos y otros. Los títulos son: “Striking Vipers”, “Smithereens” y “Rachel, Jack y Ashley Too”. Días atrás se conoció la participación de la cantante Miley Cyrus como protagonista de uno de ellos.

​El primer capítulo de esta temporada presenta a dos amigos de la universidad que se encontrarán inesperadamente inmersos en la realidad virtual de su videojuego favorito.

El segundo capítulo retrata a un conductor londinense que desata un conflicto internacional al secuestrar a un empleado de una empresa especializada en redes sociales.

Para el final, se contará la historia de una adolescente solitaria que se obsesiona con una muñeca robótica inspirada en la estrella pop Ashley O.

“No hemos hecho nada parecido hasta ahora, porque rompe con el tono actual, puede sorprender a la audiencia e incluso irritar a más de uno”, dijo Charlie Brooker, creador de la serie junto a Annabel Jones- respecto del capítulo que cierra la temporada.

Anthony Mackie protagoniza el primer episodio (se lo conoce por su participación como Falcon en el universo cinematográfico de Marvel y la saga de Avengers) y Andrew Scott, quién participó como Moriarty en Sherlock y fue el cura de la serie Fleabag, protagonizará el capítulo dos.

En el último capítulo (una suerte de sátira sobre la industria musical), aparece Miley Cyrus. “Ella es muy subversiva, anárquica, y tiene un gran sentido del absurdo”, dijeron Brooker y Jones.

La serie empezó hace ocho años en el canal británico Channel 4 y en el 2016 fue llevada a Netflix. Su incorporación a la plataforma de streaming le permitió experimentar distintos formatos que la televisión no hubiera podido ofrecer.