Boda Real: “Stand by me”, el clásico que eligieron Harry y Meghan

 

La canción de amor elegida conmovió a todo el mundo. El clásico gospel “Stand by me” fue interpretado por un coro típico de las iglesias de los negros en Estados Unidos. La canción, originalmente de Ben E. King, fue un himno de luchas por la igualdad y pasó a la historia de la mano de Lennon.

“Stand by me”, fue la canción elegida para la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, sonó por primera vez en una ceremonia de la realeza británica, emocionó a la pareja en Windsor y dio la vuelta al mundo.

Compuesta por Ben E. King, el cantante criado en el Harlem, icónico barrio negro de Nueva York, “Stand by me” es todo un símbolo.  La canción igualmente no pasaría a la fama hasta 1975, cuando fue editada por John Lennon. Pero se convirtió, sin duda, en un himno de luchas por la igualdad.

Una ceremonia más moderna marcó la diferencia con la tradición característica de la familia real. La pareja puso mucho empeño en la selección de textos y canciones para la ceremonia en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor. Quizás “Stand by me” sea, esta vez, el símbolo de un nuevo comienzo. 

 

Boda Real: El coro que interpretó Stand by me (fuente: Clarín)