Fátima Florez, una amante de los Rolling Stones y Madonna que sueña con la maternidad

 

La actriz e imitadora que juega a Dígalo con mímica y cocina tartas se sometió al ping-pong de Ale Peñalva para tn.com.ar. Compartimos un extracto de la nota:

“En la primaria, descubrió que podía imitar a su maestra de quinto grado. Fátima Florez era una nena menudita, que usaba anteojos y se movía con timidez. No obstante, ya sentía en su interior una suerte de “doble personalidad”.

Con los años, empezó a transitar el mundo del espectáculo y en una gira por Perú se reencontró con Norberto Marcos, su primer novio y actual marido. Se habían conocido fugazmente en Buenos Aires pero allá nació el amor y fue él quien vio aquel juego de la infancia, aquella sensación de llevar a otra mujer en su interior. Norberto vio que era un diamante en potencia.

Con semejante potencial en la garganta y en todo el cuerpo (porque sus imitaciones son integrales), no tardó mucho en ser primera figura en la TV y en llenar salas con sus espectáculos. En sus obras pasan Susana, Madonna, Moria, Soledad Silveyra, Silvia Suller, Shakira, la gobernadora María Eugenia Vidal y, por supuesto, la expresidenta Cristina Fernández. A la única que decidió no hacer es a Pampita (porque la perfección de sus rasgos hace difícil la composición)”.

Ver nota completa: www.tn.com.ar